Clínica dental Infantil


¿Estás buscando una clínica dental infantil?

La dentadura no solo hay que cuidarla cuando se es mayor, sino que hay que prestarle atención desde la más tierna infancia. Así, la odontopediatría se dedica al cuidado, vigilancia y guía del crecimiento de los dientes y maxilares de los más pequeños de la casa. El objetivo es la prevención de los problemas que puedan aparecer o corregir los ya existentes.

Ahora bien, la primera visita de un niño a una clínica dental, siempre le va a poner nervioso. Por eso, es importante elegir la más adecuada y acudir a ella desde una edad temprana para que poco a poco se vaya encontrando más cómodo para las visitas posteriores. Aquí, hallarás unas recomendaciones para que te sea más fácil elegir el dentista para niños más adecuado.

Consejos para encontrar una clínica dental infantil

Solicitar recomendaciones. Si tienes amigos o familiares con niños, lo más habitual es preguntarles a qué dentista infantil acuden. Pero en caso de no tener familiares en tu lugar de residencia o que tus amigos no tengan niños, siempre puedes acudir a Internet. Aquí encontrarás una amplia oferta de clínicas dentales para niños y ver cuáles son las opiniones de los usuarios.

Busca dentistas especializados en odontopediatría. Como sabes en medicina general, hasta los 14 años les corresponde ir a un pediatra y no al médico de cabecera de la familia. Lo mismo ocurre con los dentistas. Has de buscar aquel que esté especializado en la salud bucodental de los niños. Además, tienen mucha más experiencia tratando a niños y harán que se sientan cómodos y, por supuesto, tienen más experiencia en detectar problemas dentales en este tipo de pacientes. Para conocer, si existe esta especialidad en la clínica dental, tan solo has de preguntar a su personal.

Ambiente de la clínica. Antes de llevar a tu hijo a la consulta, echa un vistazo a cómo es su sala de espera. Es importante que el niño se pueda sentir cómodo, ya que por lo general suelen ir nerviosos al dentista.

Ubicación de la consulta. Procura que la consulta sea cerca de casa. Esto, que en principio puede ser secundario, debe ser tenido en cuenta, sobre todo si se tienen varios hijos. Esto es debido a que realizarás varias visitas al dentista y si está cerca de casa, mejor, ¿verdad?

Políticas de trabajo de la clínica. Este es otro punto a tener en cuenta, ya que dentro de la propia clínica pueden tener varias políticas de trabajo en función de cada uno de los dentistas que haya en ella. Hay dentistas que prefieren que los padres se queden esperando a sus retoños en la sala de espera y otros al contrario prefieren que entren con el menor para que este esté más tranquilo. El conocer esto de antemano hace que evites que tu hijo pase un mal rato.

Probar dentistas. Esta es la acción que realiza la mayoría de los pacientes, van probando diferentes clínicas dentales hasta que encuentran aquella en la que más a gusto pueden encontrarse.

Características de un buen dentista infantil

Además de las recomendaciones, otras cuestiones a  considerar, y que son igualmente importantes, son las propias cualidades que ha de tener un buen odontopediatra.

Inspirar confianza. A veces los tratamientos como el sellar fisuras o solucionar caries en dientes de leche o colocar un aparato dental pueden causar molestias y dolor a los niños. Además, otros niños pueden haberles metido miedo con relatos exagerados de lo que ocurre en la sala de un dentista. Es por ello que un buen dentista ha de saber ganar la confianza del niño, así como mostrar empatía y ser paciente con el niño hasta conseguir calmarle.

Formación. Quizá esté de más mencionar esta característica. Pero hay que tener en cuenta que este profesional ha de contar con los conocimientos necesarios para desarrollar su labor, así como mantenerse al día respecto a los últimos avances en odontología. Además, este tendrá un equipo compuesto por auxiliares, como los higienistas bucales, en el que apoyarse tanto en su toma de decisiones, como si surgen imprevistos para resolverlos con éxito.

Clínica de calidad. El ambiente ha de ser agradable, ordenado y limpio. Asimismo, las herramientas han de estar siempre en perfectas condiciones para su uso. Algunas incluyen otros servicios como televisión, máquinas expendedoras, internet gratuito o lectura de prensa en la sala de espera.

Educador. Un buen dentista ha de saber explicar al paciente, independientemente de su edad, cuál es el cuidado que debe llevar con su dentadura para que esta esté sana.



Dominio en Venta. Este dominio puede ser tuyo por 450 Euros. Haz Click